Mujeres ingenieras

Porsantadmin

Mujeres ingenieras

Algunas de las mujeres ingenieras más famosas

En la historia no solo han tenido importancia los hombres en el sector de la tecnología. Aunque no se les haya dado la importancia suficiente en su momento, hay muchas mujeres ingenieras que nos han aportado conocimientos increíbles.

Ada Lovelace

Es conocida como la profeta de la era de la informática, la primera programadora. Su fama viene de lo que hoy conocemos como el primer algoritmo usado para ser procesado por una máquina. Lovelace fue capaz de preveer que los ordenadores tendrían la capacidad de conseguir algo más grande que simples cálculos numéricos. En 1843, mientras traducía un artículo de un ingeniero italiano, decidió completarlo con sus propias notas, donde aparecía el primer programa informático con un algoritmo creado para que lo procese un máquina.

Grace Hopper

Grace Murray Hopper, conocida como la reina del software, fue una científica informática estadounidense y contraalmirante de la Marina de los Estados Unidos. Ella fue una de las pioneras programadoras de ordenadores e inventó el primer compilador de un lenguaje de programación de computadoras.

“Los humanos son alérgicos al cambio”, dijo una vez. “Les encanta decir: ‘Siempre lo hemos hecho de esta manera‘. Trato de luchar contra eso. Es por eso que tengo un reloj en mi pared que funciona en sentido antihorario “.

Si eso no fuera suficiente, Hopper también inventó FLOW-MATIC, el primer lenguaje de procesamiento de datos similar al inglés, que ayudó a impulsar el desarrollo de COBOL, que finalmente se convirtió en el lenguaje operativo estándar de la Marina.

Edith Clarke

Edith Clarke sabía cómo hacerse cargo de su propio destino: “Siempre quise ser una ingeniera, pero sentía que las mujeres no debían estar haciendo cosas como estudiar ingeniería”.

El ascenso de Clarke no fue ni de lejos simple y fácil. Se graduó en 1908. Después de enseñar conciertos en San Francisco y Wisconsin, Clarke regresó al campo a tiempo completo como gerente de un equipo totalmente femenino de “computadoras humanas”. Ella había llegado a lo más alto para mujeres en ingeniería eléctrica.

Decidida a continuar su carrera haciendo lo que “se suponía que las mujeres no deberían hacer”, se convirtió en la primera mujer de la institución en obtener un Máster en ingeniería eléctrica. Pero incluso con tal grado, ninguna empresa contrataría mujeres ingenieras. En respuesta, Clarke dejó los Estados Unidos para enseñar física en el Women’s College de Estambul. Nuevamente, no podía quedarse fuera del campo, regresando a los Estados Unidos como una “computadora humana” para General Electric.

Allí, Edith Clarke creó y patentó The Clarke Calculator, un dispositivo gráfico que resolvía las ecuaciones utilizadas para enviar energía a través de líneas de transmisión eléctrica de más de 250 metros. Su contribución masiva a la comunicación telefónica transcontinental silenció a los escépticos; en 1922, a los 38 años, Edith Clarke se convirtió en la primera ingeniera eléctrica profesional.

En 1947 era la primera mujer en enseñar ingeniería en la Universidad de Texas. Trabajó allí como profesora titular hasta su segunda jubilación en 1956.

 

Katherine Johnson

Fue escogida para ser una de los tres estudiantes negros para integrar las escuelas de postgrado de West Virginia. Se convirtió en una de las “computadoras humanas” de la NASA, que ayudó a planificar la misión que envió a un astronauta estadounidense a orbitar la Tierra por primera vez. Las matemáticas involucradas en la misión orbital eran muy complejas, y las computadoras del día eran propensas a problemas técnicos. Así que cuando el astronauta John Glenn estaba revisando la lista de verificación previa, de la cual dependía su vida, insistió en que la Sra. Johnson verificara los cálculos.

“Si ella dice que son buenos”, la Sra. Johnson recordó que el Sr. Glenn dijo, “entonces estoy listo para irme”.

Tuvo que superar el estereotipo sexista de que las mujeres son inferiores a los hombres en el área de las matemáticas.

Nancy D. Fitzroy

Comenzó su carrera a los 37 años en General Electric Company (GE) en 1950. “Todas las carreras en las que se pensé para las mujeres (bibliotecaria, secretaria, esto, eso) las descarté. Mis padres estaban felices porque querían que fuera a la universidad“.

En GE, fue una de las primeras mujeres ingenieras en trabajar en la transferencia de calor de núcleos de reactores nucleares y también trabajó en el primero de los satélites puestos en órbita para GE.

A lo largo de su carrera, la Dra. Fitzroy utilizó su influencia para alentar a otras mujeres a convertirse en ingenieras. “Las niñas deben involucrarse en STEM muy temprano en la vida”, dice, y agrega que los padres tienen un papel importante que desempeñar.

En 1986, el Dr. Fitzroy se convirtió en el 105º presidente de ASME (American Society of Mechanical Engineers), donde ayudó a formar el Consejo asesor de esta sociedad. “Tuve la buena suerte de poder hacer muchas cosas y las hice. Ese es mi consejo para las personas; si quieres hacer algo, simplemente hazlo, no esperes a que alguien te coja de la mano“. En 2008, ASME le otorgó su Membresía Honoraria para reconocerla como defensora del profesorado de ingeniería mecánica.

Marissa Mayer

Marissa Ann Mayer es la actual presidenta y directora ejecutiva de Yahoo!, una posición que ocupa desde julio de 2012. Anteriormente, fue la primera mujer ingeniera en Google en 1999, cuando la empresa aún tenía nada más que 19 empleados. Empezó allí dirigiendo al equipo encargado de la interfaz de usuario y de servicio web. Estuvo durante 13 años y allí se convirtió en la vicepresidenta de Desarrollo de Productos hasta 2012. Trabajó en algunos de los productos más famosos de Google: Google maps, Google Earth, Street View, Google News y Gmail.

About the author

santadmin administrator

Deja un comentario